Recursos & Herramientas

Impactos, mitigación y tendencias

Por

Con pocas salidas para el entretenimiento durante la pandemia de COVID-19, los consumidores gastaron menos y ahorraron más. Ahora que la economía se ha reabierto en gran medida, la demanda acumulada de los consumidores (impulsada por el estímulo) tiene por fin un lugar al que acudir. Por desgracia, los transportistas tienen dificultades para satisfacer esa demanda debido a los problemas logísticos y al aumento de los costes. Los eslabones más importantes de la cadena de suministro se enfrentan a una acumulación de pedidos y a la falta de contenedores disponibles. Los consumidores están soportando en gran medida el peso de estos desafíos a través de precios más altos.

Como aseguradora global de carga marítima, AXA XL puede ayudar a las empresas a mitigar estos riesgos. Mientras que la pérdida física o los daños a la carga pueden asegurarse, las consecuencias intangibles del retraso del producto o de no poder llevar la mercancía perdida o dañada al mercado no son asegurables.
 
Impacto en los clientes de carga marítima

La incapacidad de cumplir los plazos de entrega supone un riesgo para la reputación de los transportistas. Pueden perder cuota de mercado en favor de empresas que pueden cambiar de rumbo más rápidamente. Y la erosión de la lealtad a la marca puede afectar a las ventas futuras.

El transporte de mercancías en contenedores defectuosos o inadecuados podría provocar daños o pérdidas, haciendo que la carga sea invendible y probablemente sea rechazada en el momento de la entrega. En los casos en los que las mercancías estaban mal embaladas en origen, la recuperación de las pólizas de seguro de carga marítima podría verse comprometida en función de los términos de la póliza y del grado de desviación de la idoneidad del embalaje. En caso de que se aplique la cobertura, el asegurado puede incurrir en una franquicia y gastar importantes recursos en la presentación de la documentación de la reclamación.

Y eso no es todo. Ante una nueva oleada de COVID-19, es probable que los transportistas se enfrenten a más reducciones de plantilla, lo que agravará aún más estos retos. Con la proximidad de la temporada de vacaciones, esperamos un aumento del transporte de contenedores. Por desgracia, estos retos empeorarán antes de mejorar. Algunos informes publicados prevén que las restricciones de capacidad, el aumento de los precios y la escasez de mano de obra continuarán hasta bien entrado el año 2022.
 
Cómo mitigar los riesgos

AXA XL recomienda a los transportistas que apliquen las siguientes buenas prácticas:

  • Utilizar los contratos marco de servicios para obligar a los proveedores de transporte a poner a disposición de los usuarios contenedores aptos para su uso. Trasladar a estos proveedores la responsabilidad por la pérdida o el daño de las mercancías que están bajo su cuidado, custodia y control, por encima de los bajos importes legales en dólares.
  • Exigir inspecciones previas al embarque de los contenedores utilizando formularios estandarizados para garantizar una garantía de calidad exhaustiva y coherente. Solicita copias en el plazo de uno o dos días después de la salida, revísalas y responsabiliza a los socios de las desviaciones.
  • Rechaza los contenedores que no sean aptos, aunque ello suponga más retrasos. Capacita y anima a tus agentes y transportistas a tomar decisiones para proteger la carga con un embalaje adecuado.
  • Reforzar los procedimientos de inspección de la propia carga, incluida la inspección previa a la carga y la validación de la idoneidad del contenedor elegido. Tomar fotografías y documentar la calidad tanto de la carga como del contenedor en el momento de la carga.
  • Los contenedores de temperatura controlada deben tener un mayor nivel de solicitud y comprobar que los cierres son correctos, que el combustible es el adecuado, que hay un preenfriamiento, que hay un mantenimiento, que hay una certificación de la calidad de los alimentos y que hay informes de inspección de la maquinaria.
  • Instala dispositivos de registro en los contenedores frigoríficos para hacer un seguimiento de los cambios de temperatura, para determinar cuándo se producen desviaciones y para identificar su ubicación exacta. Asegúrate de cómo y cuándo puedes acceder a los registros en caso de pérdida o daño. Esto puede ayudar a determinar en qué punto de la cadena de suministro se produjeron los daños de custodia y a asignar la responsabilidad correspondiente.
  • Utilizar y acordar INCOTERMS que transfieran la propiedad del producto en el punto más temprano de la cadena de suministro.
  • Envía sólo a través de transportistas de confianza que tengan una póliza de seguro de responsabilidad civil de transportista para mitigar las pérdidas de sus clientes
  • Por último, trabaja con tu aseguradora de carga marítima para comprender mejor tu póliza y los recursos de mitigación de riesgos disponibles. Los suscriptores y expertos en ingeniería de riesgos de AXA XL pueden ayudar a los transportistas a tener un mayor control sobre sus exposiciones y responsabilidades en estos tiempos difíciles.

La falta de disponibilidad de contenedores ha contribuido a que se produzcan retrasos de meses y a que aumenten los precios de los nuevos contenedores, lo que hace que los transportistas no puedan transportar las mercancías a tiempo sin incurrir en un gasto importante.

Presión continua

La carga marítima se enfrentará a una serie de retos importantes a medida que se acerque el año 2022. Es probable que cuatro tendencias en particular ejerzan una presión adicional sobre el mercado de la carga marítima y la cadena de suministro.

  1. Reducción de la oferta de contenedores de carga.
    La demanda de mercancías ha superado la oferta de contenedores de carga disponibles. La acumulación de enseres domésticos y las compras on line inducidas por el cierre de los mercados impulsaron un aumento de la demanda de bienes que viajan principalmente por mar. En todo el mundo, unos 170 millones de contenedores de carga representan el 90% de las mercancías enviadas.
    Eso provocó una congestión en los puertos de todo Estados Unidos -el mayor importador del mundo-, dificultando el ritmo habitual de rotación de los contenedores.
    La situación empeoró cuando el Ever Given, un carguero de 400 metros de eslora, se quedó atascado en el Canal de Suez a finales de marzo, provocando un amontonamiento de 400 buques y el bloqueo de más de 4 millones de contenedores.
    La falta de disponibilidad de contenedores ha contribuido a que se produzcan retrasos de meses y a que aumenten los precios de los nuevos contenedores, lo que hace que los cargadores no puedan transportar las mercancías a tiempo sin incurrir en un gasto importante.
  2. Aumento de los gastos de envío.
    La producción de nuevos contenedores está controlada en gran medida por tres empresas chinas -CIMC, DFIC y CXIC- que fabrican alrededor del 80% de los contenedores del mundo. Aunque se prevé que la producción aumente entre un 6 y un 8% en 2021, es probable que no sea suficiente ni lo suficientemente rápida para satisfacer el rápido crecimiento de la demanda.
    La escasez de capacidad hace que los nuevos contenedores sean más caros. Hace un año, el coste medio de un nuevo contenedor era de 1.800 dólares. Hoy en día, cuesta unos 3.500 dólares, lo que supone un aumento del 94%. Los transportistas que puedan absorber ese coste tendrán que esperar entre tres y cuatro semanas por su nuevo contenedor, por término medio.
    Los costes generales de transporte marítimo también están aumentando a un ritmo constante, impulsados por la inflación y el aumento de los costes del combustible. Algunos datos muestran que los costes de envío por contenedor aumentaron en 6.000 dólares solo entre abril y agosto de 2021.
  3. Escasez de personal
    La escasez de mano de obra en el sector marítimo agrava la presión sobre la cadena de suministro mundial. Las enfermedades y las cuarentenas han obligado a muchos trabajadores a quedarse al margen, y las bajas tasas de vacunación entre los trabajadores del sector marítimo no han ayudado.
    Según la Cámara Naviera Internacional, sólo el 2,5% de la mano de obra marítima mundial estaba vacunada en julio de 2021. Las restricciones a los viajes y los cambios en los requisitos para recibir las vacunas en los países de origen han estancado los esfuerzos para aumentar ese porcentaje.
    Los retrasos en los puertos y el aumento de la demanda también suponen más horas y más estrés para los trabajadores de los barcos y de los muelles, lo que puede llevar a algunos a abandonar el sector.
  4. Laxitud en el cumplimiento de las normas de calidad
    La presión a la que se ven sometidas las empresas de transporte marítimo está provocando un aumento de las tasas de error, ya sea por la sobrecarga de trabajo de los empleados, la falta de supervisión o, simplemente, el recorte de gastos para poner la carga en movimiento a tiempo.
    Los cargadores informan de que reciben contenedores con un mayor número de defectos visibles, como agujeros, abolladuras o mecanismos de cierre defectuosos. Las unidades refrigeradas llegan con poco combustible, a temperaturas inadecuadas y con necesidad de mantenimiento, lo que indica que las empresas están sacrificando la integridad para iniciar los envíos.
    Cuando los contenedores no están disponibles, los transportistas recurren a alternativas más arriesgadas, como los contenedores abiertos con lona o el transporte a granel, en el que las mercancías que no caben en los contenedores estándar se transportan en bolsas sueltas, cajas, cajones, bidones, barriles u otros equipos de manipulación. Estos métodos son inferiores a los contenedores y deben evitarse.

Reflexiones finales

Los puertos de California se enfrentan actualmente a una acumulación récord de carga. Los medios de comunicación y los minoristas aconsejan a los consumidores que comiencen sus compras navideñas con antelación. Los consumidores están cada vez más ansiosos esperando los pedidos de muebles y electrodomésticos realizados el año pasado. Desde todas las direcciones, el sector de la carga y la logística se ve presionado para cumplir.

Aunque estos retos no desaparecerán de la noche a la mañana, impulsar los esfuerzos de gestión de riesgos, especialmente los protocolos de prevención de pérdidas, puede proporcionar un fuerte grado de protección contra las pérdidas de carga y financieras.

Puedes contactar al autor completando este formulario

Tu nombre
Tu apellido
Selecciona tu país
Invalid email
Invalid Captcha
 
Suscribirse