Reinsurance
Product Family
Claims
Services
Services
Services
Risk Consulting
Resources & Tools
Resources and Tools
About AXA XL
About AXA XL
About AXA XL
Get In Touch

Los datos siempre han sido una herramienta fundamental para los gestores de riesgos, así como para sus socios corredores y suscriptores. Estamos entrando en una nueva era de la información, que podría suponer un punto de inflexión para la profesión del gestor de riesgos.

El internet de las cosas para la industria, que permite disponer de sensores y dispositivos interconectados para mejorar los procesos de producción, está transformando la forma de trabajar de las empresas, consiguiendo aumentar su eficiencia y poniendo a su disposición cantidades enormes de valiosa información.

Y la capacidad de aprovechar esa información, de analizarla y liberar su potencial transformará la forma en la que los gestores de riesgos pueden desarrollar su labor.

En el foro de la Federación Europea de Asociaciones de Gerencia de Riesgos, que se celebrará en Berlín en noviembre, formaré parte de un grupo de discusión que analizará cómo cambian la inteligencia artificial y los datos la praxis de la gestión de riesgos.

Estoy deseando escuchar las opiniones de mis compañeros y del público asistente. Este es un tema que nos entusiasma en AXA XL y participamos en diversas pruebas de concepto, que creemos que podrían aportar una potente información que ayude a los gestores, ingenieros y suscriptores de riesgos a mejorar la forma de entender, manejar y transferir el riesgo.


La IA y los datos

La inteligencia artificial empieza a formar parte del día a día comercial. Ya existen unas 1600 empresas emergentes de IA en Europa, según estudios recientes.

Y hay muchos casos en los que la IA no solo está ayudando a las empresas a ser más eficaces, sino también a empezar a gestionar sus riesgos de forma diferente.

Un ejemplo concreto es nuestra alianza con Parsyl Inc., una plataforma de cadena de suministros que ayuda a los transportistas, a sus clientes y aseguradores a conocer la calidad de las condiciones en las que se mantienen mercancías delicadas o perecederas.

Los sensores colocados entre la carga proporcionan datos sobre la situación de las mercancías a lo largo de toda la cadena de suministros. Los datos suministrados por estos sensores informan sobre variables como la temperatura, la luz, la humedad y el movimiento, permitiendo a nuestros ingenieros de riesgos formular recomendaciones prácticas sobre la gestión del riesgo a fin de evitar pérdidas o reducir su impacto.

Precisamente, es la combinación de minería de datos, imposible de conseguir por medios humanos, con las capacidades de análisis y comprensión de estos últimos la que consigue que este tipo de innovaciones supongan un cambio radical para la gestión de riesgos.

Es posible vislumbrar cómo este avance podría evolucionar y conseguir que unas mercancías que hoy plantean dificultades para los seguros sean mucho más asegurables.

Consideremos las vacunas, por ejemplo. Actualmente, se pueden asegurar las vacunas durante el transporte hasta cierto punto. Son tan sensibles a los cambios de las condiciones ambientales, y es tan importante que no se vean alteradas en modo alguno, que los suscriptores necesitan absoluta claridad sobre cómo se almacenan las vacunas durante el viaje.

Hoy por hoy, hay algunas regiones en las que, en el mejor de los casos, la información es irregular y hace difícil que los suscriptores puedan tener certeza de las condiciones de calidad de la vacuna una vez que esta llega a su destinatario.

Estamos trabajando en una prueba de concepto para intentar solucionar este problema.

Unos sensores sofisticados, el análisis y la minería de datos y la especialización en ingeniería de riesgos podrían proporcionar a los gestores y a sus aseguradores una mejor comprensión sobre lo que les ocurre a las vacunas durante su transporte.

Ello no solo conlleva la enorme ventaja humana de hacer llegar más vacunas a aquellos que las necesitan, sino que además reducirá las pérdidas y hará que el seguro de las vacunas durante toda su cadena de suministro sea una posibilidad más viable (y asequible).


Ingeniería de riesgos

Hay muchos otros modos en los que creemos que la IA mejorará las capacidades de los gestores de riesgos y les dotará de información de mayor sentido y utilidad.

Veamos, por ejemplo, los riesgos sobre la propiedad. El uso de tecnología avanzada debería permitir a las empresas de seguros ofrecer servicios de ingeniería de riesgos y prevención de pérdidas a sus clientes las 24 horas, de lunes a domingo.

Otra prueba de concepto en la que hemos participado consiste en colocar una caja negra en áreas especialmente vulnerables al fuego dentro de las instalaciones de un cliente.

La caja negra recopila datos que se utilizan para componer un panel de control de los riesgos que proporciona información constante, lo que significa que puede llevarse a cabo el mantenimiento en el momento y de la manera que resulten convenientes, reduciendo así drásticamente el riesgo de pérdidas, con la consiguiente ventaja adicional de aumentar la vida útil de los activos de la empresa.

Otro campo en el que el análisis de datos y la IA ayudarán a los gestores de riesgos es el de aquellas industrias con unos requisitos de seguridad estrictos (como por ejemplo, el trabajo en alturas o el transporte de materiales peligrosos o pesados).

Las tecnologías ponibles pueden proporcionar información —al igual que la caja negra descrita anteriormente— que avise a los ingenieros y a los gestores de riesgos en caso de una posible amenaza, y que permita al trabajador corregir su movimiento o postura antes de que ocurra algo grave.

Para que estas innovaciones supongan un verdadero cambio, no obstante, puede que se necesite una transformación cultural.

Los gestores de riesgos deberán hilar fino para asegurarse, por ejemplo, de que los trabajadores entiendan que lo que se está monitorizando es su seguridad y no sus movimientos ni su productividad.


El toque humano

La IA y los datos influyen en todas nuestras vidas de numerosas maneras. Sin embargo, cabe recordar que nunca sustituirán a algunas habilidades humanas. Más bien, somos los humanos los que tenemos que aprovechar el poder de estas tecnologías para poder desempeñar mejor nuestro trabajo.

Un humano no puede analizar datos con la misma rapidez que algunas tecnologías. Pero sí puede entender la importancia de dichos datos, sus matices y lo que nos indican.

Los gestores de riesgos desempeñan un importantísimo papel en empresas de todo tipo. Estas nuevas tecnologías, estoy seguro, les ayudarán a hacer que la profesión entre en una nueva era.

  • About The Author
  • Digital Leader de AXA XL
Invalid First Name
Invalid Last Name
Invalid email
Invalid Captcha
 
More Articles
  • By Region