Recursos & Herramientas

Un ejecutivo de AXA XL cree que el impacto mental oculto de la COVID podría cambiar la forma en que sus colegas abordan las relaciones laborales.

Renato Rodrigues

Por

Country Leader, Canada

Fue a principios de marzo de 2021 cuando aparecieron los primeros síntomas. Me encontraba en mi casa de Sao Paulo, Brasil, donde la pandemia de coronavirus se está cobrando 4.000 muertes diarias en todo el país.

Mis síntomas fueron leves al principio, pero con el paso de la semana fueron empeorando. Seis días después, me ingresaron en la UCI, donde me enteré de que más del 50% de mis pulmones estaban afectados por el coronavirus.

Durante los ocho días siguientes, descubrí hasta qué punto el COVID afecta al cuerpo y a la mente. Como tenía fiebre y mi respiración estaba comprometida, empecé a experimentar alucinaciones y graves ataques de pánico y ansiedad. En un momento dado, estaba convencido de que tendría que salir del hospital para sobrevivir.

Han pasado cuatro semanas desde que me dieron el alta, y tengo la suerte de estar casi totalmente recuperado. Mirando hacia atrás, me doy cuenta ahora de la cantidad de ansiedad que tiene alguien que sufre un ataque grave de COVID. Estoy haciendo terapia física para recuperar fuerzas, pero también estoy recibiendo asesoramiento debido a los síntomas de estrés post-traumático causados por el COVID. Por primera vez en mi vida, aprendí de primera mano lo debilitantes que pueden ser el estrés mental y la ansiedad.

La experiencia también me puso en perspectiva lo que es realmente importante. Como es de esperar, mientras estaba aislado en la UCI me preocupaba morir solo, no volver a ver a mi familia y cómo iban a seguir sin mí. Cuando salí de allí habiendo vencido al virus, me di cuenta de que ya no me preocupaban tanto la carga de trabajo y los proyectos ni cómo se llevarían los compañeros conmigo. Quería ser un líder en el que la gente confiara y supiera que les cubriría las espaldas cuando las cosas se pusieran difíciles, tanto en el ámbito profesional como, sobre todo, en sus propias vidas, complejas y con muchos matices.

También me di cuenta de otra cosa: Otras personas estaban pasando por la misma situación. Otras personas que contrajeron COVID están experimentando los síntomas de ansiedad, depresión y estrés post-traumático.

Esos síntomas se desencadenan cada día con las noticias sobre el COVID y los informes sobre el número de personas que han muerto, amigos o familiares perdidos por la enfermedad. Incluso las personas que no han estado enfermas de COVID están experimentando desafíos mentales y ansiedad. La sensación de estar atrapado, de estar encerrado en uno mismo es agotadora tanto mental como físicamente. Para los colegas, los clientes, los corredores que han tenido que ser hospitalizados, ese trauma puede ser aún más profundo: estar cerca de personas que se están muriendo o en hospitalización de larga duración puede provocar un trauma adicional.

No sólo las personas hospitalizadas pueden sufrir ansiedad o depresión. Para todos los que trabajan desde casa, las líneas se difuminan. La vida en casa se desarrolla en el mismo entorno que la vida laboral. Al no haber separación, el agotamiento se produce rápidamente.

La nueva mentalidad en el lugar de trabajo

Ahí es donde las empresas y los compañeros pueden ayudar. Al no vivir una situación normal, podemos ser más comprensivos. Las formalidades de la vida laboral pueden despojarse. No pasa nada si el bebé llora durante la conferencia telefónica, si los niños irrumpen en la reunión o si el repartidor interrumpe. Estás dando lo mejor de ti. Incluso si no te sientes al cien por cien, no pasa nada.

Para mí, mi visión ha cambiado a lo que creo que es una visión más saludable del trabajo. Es un cambio que creo que puede ayudar a todas las empresas y empleados a avanzar y obtener más apoyo: En lugar de centrarse en las métricas y los objetivos, hay que centrarse más en el equipo.

Como Country Manager de AXA XL Canadá desde hace cinco meses, nunca he visto a mi equipo en persona. Con las restricciones a los viajes todavía en vigor, no está claro cuándo vamos a estar juntos en la misma habitación. Pero la gestión a distancia es mejor cuando se gestiona en función del objetivo.

De eso me di cuenta en el hospital: ¿cuál es el objetivo que intentamos alcanzar? Un día me centraba únicamente en los objetivos y los ingresos trimestrales, y al día siguiente me centraba en si sería capaz de respirar.

Con ese cambio de perspectiva, empecé a enfocar cada objetivo de forma diferente, haciendo hincapié en el bienestar de mis compañeros. En sólo un mes, creo que nuestro equipo está más cohesionado. Tenemos un fuerte sentido del propósito, y nos apoyamos mutuamente. En cierto modo, esta pandemia ha creado un vínculo más fuerte entre nuestros colegas. El bienestar de todos los miembros del equipo es lo más importante y creo que nos permite alcanzar los objetivos empresariales y financieros.

Una nueva perspectiva

Para cualquier empresa, la salud mental de cada compañero es tan importante como su bienestar físico. Un cambio de perspectiva, y de visión en la forma de trabajar con sus empleados, puede crear un fuerte vínculo entre su plantilla.

Especialmente a medida que la pandemia se prolonga e incluso alcanza su punto álgido en otras partes del mundo, debemos ser conscientes de que nuestros colegas tienen más estrés. Se producen situaciones familiares, enfermedades, incluso los nuevos bebés y las bodas pueden convertirse en factores de estrés.

Habla con tus colegas. Concéntrate en cómo se sienten y en cómo les va desde el punto de vista de la productividad. Crea esa línea de comunicación abierta que les permita hablar de sus preocupaciones, sus problemas y sus sentimientos.

El bien de tu equipo significa tomar medidas para asegurarte de que están bien y reciben la asistencia que necesitan. Prestando atención a lo que ocurre en sus vidas, puedes ayudarles a identificar los problemas y a encontrar soluciones. Crea ese espacio seguro para tus colegas. Y comparte tus experiencias. A veces, saber que no eres el único que tiene estos problemas puede ser reconfortante.

Puedes contactar al autor completando este formulario

Tu nombre
Tu apellido
Selecciona tu país
Invalid email
Invalid Captcha
 
Suscribirse

Más Artículos