Recursos & Herramientas

A medida que el mundo se dirige a otro periodo de meses de incertidumbre, los gerentes de riesgos esperan un momento difícil en sus próximas renovaciones de seguros y reaseguros. Muchos están considerando ampliar el uso de las soluciones cautivas existentes o establecer otras nuevas para mitigar los efectos de un mercado de seguros cambiante, así como las fluctuaciones en sus propios perfiles de riesgo.

Incluso antes de la pandemia global de COVID-19, solíamos oír que los gerentes de riesgos estaban pensando en trasladar una mayor cantidad de riesgo, tanto en términos de volumen como de líneas de negocio, a los programas de cautivas. Y en este entorno nuevo y sin precedentes, estas consideraciones se han vuelto aún más pertinentes.

La pandemia y sus efectos, tanto macroeconómicos como microeconómicos, han contribuido al endurecimiento de las tarifas y de los términos y condiciones que ya se estaba observando en el mercado tradicional. También se ha observado claramente que muchas empresas no estaban adecuadamente cubiertas para este tipo de situación. Además, muchos clientes han estado explorando formas de transferir otros riesgos emergentes y difíciles de cubrir.

Las cautivas pueden ofrecer un cierto nivel de estabilidad en los precios y también son una manera eficiente de cubrir los riesgos inusuales o emergentes. Además, los datos que las cautivas pueden acumular sobre algunos de estos riesgos no tradicionales pueden ser de gran utilidad para identificar áreas en las que las prácticas se pueden cambiar para gestionar mejor los riesgos y donde los términos y condiciones se pueden refinar para dar la mejor respuesta posible a la exposición.

Otra ventaja para los clientes que ofrece el autoseguro de una parte de sus riesgos en una cautiva es que demuestra al mercado de seguros que los intereses de las dos partes están alineados, e indica que el cliente está comprometido con la gestión del riesgo y la reducción de su exposición. Esto, hace que el cliente tenga una perspectiva del mercado de seguros mucho más interesante, lo que a su vez le permite recibir ciertas ventajas relativas a las tarifas y a los términos y condiciones.

Una cautiva también puede ofrecer al gerente de riesgos un mayor grado de transparencia de sus propios costes, lo que supone disponer de una herramienta valiosa en sus conversaciones con sus equipos directivos y de tesorería.

Mayor interés

Incluso antes de que la crisis pandémica global comenzara a hacer notar sus efectos, muchos de nuestros clientes ya estaban ampliando el uso de sus cautivas junto con los programas tradicionales de seguros y reaseguros.

Son varios los motivos que explican este aumento del uso de las cautivas y su interés en ellas. Por ejemplo, cuantos más riesgos queden asegurados en una cautiva, mayor será la prima disponible en caso de que se produzca una pérdida inesperada de gran magnitud. Además, las ventajas de diversificar la cobertura de más líneas de negocio dentro de una cautiva también han impulsado el interés en ampliar este tipo de soluciones. La diversificación no sólo ofrece ventajas a la hora de gestionar los riesgos, sino que también puede dar lugar a unos requisitos de capital menos estrictos para los canales de cautivas que entran en el ámbito de Solvencia II.

Ahora que los clientes se tienen que enfrentar a riesgos emergentes y cambiantes, hemos observado también cómo exploran nuevas formas de transferir y gestionar estas exposiciones utilizando sus cautivas. Por ejemplo, hemos colaborado con compañeros de AXA Climate para diseñar soluciones paramétricas para algunos de los riesgos de nuestros clientes.

Comunicación y transparencia

A medida que los clientes intenten utilizar sus cautivas con una mayor frecuencia, la transparencia y la comunicación serán la clave de su éxito.

Una comunicación clara entre todas las partes interesadas, incluidos el cliente, el corredor, los asesores, el gerente de cautivas y el asegurador principal, puede ayudar a garantizar que se encuentra la mejor solución posible para el riesgo del cliente.

La comunicación y coordinación entre todas las partes interesadas también ayuda a mejorar la transparencia y a garantizar que la gobernanza de las cautivas sea sólida. Además, los aseguradores pueden ofrecer al gerente de riesgos una visión realista de los precios y proporcionar una gestión de siniestros de calidad.

La pandemia de COVID-19 ha traído consigo restricciones en el movimiento de las personas y cambios en nuestra forma de trabajar, comunicarnos y «reunirnos». No obstante, sigue siendo de vital importancia para los propietarios de cautivas encontrar formas de compartir conocimientos e ideas con sus colegas dentro del sector.

Los eventos virtuales y los foros de debate pueden ofrecer a los gerentes de riesgos información valiosa sobre tendencias y desafíos. Los talleres, las encuestas y los informes pueden ayudar a conseguir una toma de decisiones con más información y proporcionar a los gerentes de riesgo más datos que pueden exponer en las conversaciones con la Dirección de sus empresas.

Aunque puede que no todos podamos reunirnos en persona durante algún tiempo, es importante seguir hablando, ya que muchas soluciones de cautivas se están adentrando en nuevas y emocionantes fases de desarrollo.

  • Sobre el Autor
  • Regional Director, Captives & Global Programs, Asia & Europe
Tu nombre
Tu apellido
Selecciona tu país
Invalid email
Invalid Captcha
 

Más Artículos

Links Rápidos