AXA XL uses two forms of cookies on this site:

  1. to enable the site to operate and retain any preferences you set
  2. for analytics to make the site more relevant and easy to use

These cookies do not collect personal information. For more information about our cookie usage, please click here. To comply with EU privacy laws you must consent to our use of cookies.

By using this site, you agree that we can place these types of cookies on your device. If you choose to change your cookie settings you will be presented with this message the next time you visit.

Fast Fast Forward

Los riesgos de la aviación en México están ganando altura

Mexico’s aviation risks are gaining altitude

By Juan Pablo Caso, Client Distribution Leader
XL Seguros México, S.A. de C.V.
AXA XL, a division of AXA

La aviación ha sido durante mucho tiempo un activador importante y beneficiario del crecimiento económico. En cada región en la que hay crecimiento, están proliferando las opciones de transporte. Esto es especialmente cierto para la aviación general en México.

La aviación general, que consta de aviones ligeros, jets y helicópteros en servicios no militares y no comerciales, es una industria en auge en América Latina. México es el segundo mercado de aviación más grande de la región, solo después de Brasil y el tercero más grande de América del Norte. Una razón clave es que los centros de aerolíneas existentes están operando a capacidad. La expansión está en marcha con proyectos como el del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), el cual se espera que empiece operaciones en 2020. Tanto las empresas como las personas evitan los cuellos de botella recurriendo a las opciones de aviones privados, que incluyen la compra o el alquiler de sus propios aviones.

Entre las ventajas de volar en aviones privados se encuentran la velocidad y la flexibilidad. Un ejecutivo de negocios en la Ciudad de México, por ejemplo, que necesita asistir a reuniones en Monterrey, en el estado de Nuevo León, ubicada aproximadamente a 910 km (565 millas) de distancia, puede viajar por carretera hasta allí en unas 11 horas. Un vuelo comercial toma tan solo alrededor de una hora y 45 minutos, pero se necesita tiempo adicional para el registro y los retrasos en las salidas no son poco comunes. Si las condiciones meteorológicas lo permiten, un jet privado tiene mucha más flexibilidad cuando despega. Ya sea por negocios o placer, muchos viajeros valoran mucho poder reducir el tiempo de espera y acelerar la llegada a su destino planificado. La aviación general puede satisfacer ambos objetivos.

El NAICM ilustra las necesidades actuales y el alto potencial de crecimiento de la aviación en México. Cuando entre en funcionamiento su fase inicial, se espera que el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México brinde servicio a 70 millones de pasajeros cada año. El Aeropuerto Internacional Benito Juárez ahora maneja cerca de 47 millones de pasajeros anualmente, mucho más que la capacidad de 32 millones para la que fue diseñado, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo. Una futura expansión del NAICM podría aumentar el tráfico de pasajeros a más de 120 millones por año, alrededor de un 25 % más que el aeropuerto más concurrido del mundo, el aeropuerto Hartsfield-Jackson de Atlanta, en 2017.

El volumen de pasajeros de la aviación nacional en los 10 aeropuertos más grandes de México aumentó un 9.7 % de enero de 2017 a enero de 2018, a 22.5 millones, según el informe de la Dirección General de Aeronáutica Civil de México. El volumen de pasajeros internacionales durante ese mismo período aumentó un 9.6 %, a 13.4 millones, según los datos de la DGAC.

Trayectoria de crecimiento

Con el aumento constante en el tráfico de pasajeros y el envejecimiento de las flotas, el sector de la aviación general de México está preparado para el crecimiento. Los principales fabricantes de aviones comerciales, incluyendo Bombardier, Cessna, Dassault, Embraer y Gulfstream, tienen centros de producción y servicio en México. Otra señal que refleja la demanda en curso, es la expansión planeada para 2018 por parte de la principal empresa de aviación comercial del país, Aerolineas Ejecutivas, de su flota de aviones de propiedad fraccionada.

XL Catlin ha suscrito seguros de aviación durante muchos años y es uno de los principales suscriptores de riesgos generales de aviación en todo el mundo. Con una presencia establecida en América Latina y equipos de aviación en Brasil, la expansión a comienzos del 2018 en México para ayudar a los clientes de la aviación general a administrar el riesgo y avanzar, tenía sentido. 

Las ventas de nuevos aviones en México están aumentando a una tasa del 5 al 7 % por año, con 2,256 aviones vendidos en 2016. En América del Norte, la flota de aviones de México solo es superada por la de los Estados Unidos y Canadá. El volumen de ventas de aviones en México creció marcadamente entre 2004 y 2008, antes de atenuarse y disminuir ligeramente. Las ventas comenzaron a repuntar en 2014.
 
XL Catlin inicialmente se enfocará en asegurar los riesgos generales de casco y responsabilidad civil de la aviación en México. Nuestro equipo se concentrará en asegurar aviones, algunos aviones turbohélice y helicópteros, con una edad máxima de 28 años. XL Catlin ofrecerá cobertura amplia a nivel local en pólizas estándar junto con endosos complementarios a través de corredores de seguros nacionales y mundiales. 


Para obtener más información sobre las soluciones de gestión de riesgos de la aviación de XL Catlin, visite www.xlcatlin.mx

Related Products

© 2018 AXA SA or its affiliates
AXA XL is the P&C and specialty risk division of AXA.