Reinsurance
Product Family
Claims
Risk Consulting
Media Center
Get In Touch

A finales de los años 80 y principios de los 90 se crearon muchas cautivas para grandes empresas y durante las últimas décadas hemos aprendido mucho sobre los problemas administrativos y estructurales que hay que tener en cuenta para que una cautiva tenga éxito. Hoy en día, dos temas especialmente relevantes son: garantizar una solución conforme a la ley para los riesgos de las multinacionales, y los pros y contras de una estructura de cesión neta o ‘net line’ frente a la cesión bruta o ‘gross line’.

Presentes a nivel mundial, activos a nivel local

No existen estándares comerciales internacionales, regulaciones o marcos jurídicos comunes que rijan las operaciones de una empresa. Esto es particularmente cierto en el mercado de los seguros. Cada país tiene su marco regulatorio y jurídico que establece qué coberturas son obligatorias, cuándo se puede comprar un seguro y a quién. Cada país tiene sus propios requisitos fiscales, y en muchos casos tasas específicas para fondos de seguros nacionales. Como consecuencia, un gestor de riesgos que utiliza una cautiva para gestionar el riesgo de una multinacional se enfrenta al desafío de conseguir las cinco C’s a las que todos los programas multinacionales aspiran: cumplimiento, cobertura, capacidad, control y coste. Este desafío está también presente en los programas internacionales en general, aunque no se gestionen a través una cautiva.Y esta situación no parece que vaya a cambiar. Dados los cambios regulatorios constantes a nivel local, las cautivas que usan estructuras de programas multinacionales deben aceptar que cada vez será más difícil y laborioso estar al día con los últimos cambios en diferentes países, y estar preparados para ajustar sus programas cuando sea necesario.

Esto también demuestra la importancia de elegir un fronting partner adecuado: debe tener los recursos necesarios para mantenerse informado de los últimos requisitos regulatorios y legales, además de poder actuar a nivel local cuando ajuste un siniestro para minimizar retrasos e incertidumbres.

Las estructuras de las cautivas bajo Solvencia II

Las cautivas del Espacio Económico Europeo (EEE), como Irlanda o Luxemburgo, estarán sujetas a Solvencia II a partir del próximo 1 de enero de 2016.  Probablemente estas cautivas estén sujetas a más requisitos de capital, una gestión de riesgos más estricta y a informes financieros más extensos. En cuanto a capital, ahora las cautivas deberán tener en cuenta el riesgo de crédito, la diversificación, la correlación, el riesgo operacional, el riesgo de inversión y deberán elegir claramente entre una estructura ‘net line’ y ‘gross line’.

Matthew Latham, Director de Programas de Cautivas para daños materiales y responsabilidad civil internacional de XL Catlin, describe las dos tendencias siguientes:

“Una estructura ‘net line’ significa que la aseguradora cede a la cautiva únicamente el riesgo que ésta quiera retener. La aseguradora se queda el resto del riesgo o lo reasegura/coasegura directamente.

Una estructura ‘gross line’ significa que la aseguradora cede todo el riesgo(límites y prima) de la póliza para la cautiva, la cautiva decide cuánto riesgo quiere retener (suele ser un seguro primario) y retrocede el resto con un panel de reaseguradores, típicamente liderado por la aseguradora de origen o ‘fronting’.”

Creemos que aunque ambas estrategias tienen ventajas y desventajas, Solvencia II inclinará la balanza hacia los programas ‘net line’, y los propietarios de cautivas españolas que usen una estructura ‘gross line’ deberán replantearse su estrategia.

¿Por qué? Básicamente, porque creemos que bajo Solvencia II los programas ‘net line’ serán más sencillos y fáciles de administrar, además de más baratos y con más rentabilidad de capital.

Los beneficios generales de un programa ‘net line’ son la eficiencia administrativa y unos costes más bajos. Esta eficiencia viene determinada por el hecho de que con un programa ‘net line’, la prima tiene que pasar por menos entidades, ya que la cautiva no tiene que retroceder a los reaseguradores la parte del riesgo que no quiere retener. Esta eficiencia administrativa debería traducirse en unas tasas de fronting más bajas.

Sin embargo, lo más importante es que bajo Solvencia II, la cautiva y la aseguradora fronting estarán sujetas a unas cargas de capital por el riesgo de crédito asociado con los recobros de reaseguro. Para un programa ‘gross line’ con reaseguro íntegro, aumentarán el riesgo de crédito y las cargas de capital. Esto puede mitigarse con una garantía, pero no sería lo ideal ya que las empresas intentan minimizar el uso de garantías siempre que pueden.

Es cierto que los programas ‘gross line’ permiten a los propietarios de cautivas acceder a comisiones de reaseguro por la retrocesión de reaseguro. Sin embargo, según Matthew Latham “la rentabilidad global de la transacción debería ser la misma que con una estructura ‘net line’, ya que las reaseguradoras deberían estar preparadas a aceptar la misma prima de reaseguro neta de comisiones directamente de la aseguradora fronting. Esto significa que el total de la prima pagada puede verse reducido por la comisión de reaseguro que habría facturado la cautiva.”

Resumiendo, aunque un programa ‘gross line’ tenga una prima bruta mayor, una cautiva con una prima menos importante puede ayudar a la matriz a alcanzar sus objetivos estratégicos con más beneficios, mejor rentabilidad de capital y menor carga administrativa.Publicado en la revista AGERS.

Subscribe

More Articles

Global Asset Protection Services, LLC, and its affiliates (“AXA XL Risk Consulting”) provides risk assessment reports and other loss prevention services, as requested. This document shall not be construed as indicating the existence or availability under any policy of coverage for any particular type of loss or damage. AXA XL Risk. We specifically disclaim any warranty or representation that compliance with any advice or recommendation in any publication will make a facility or operation safe or healthful, or put it in compliance with any standard, code, law, rule or regulation. Save where expressly agreed in writing, AXA XL Risk Consulting and its related and affiliated companies disclaim all liability for loss or damage suffered by any party arising out of or in connection with this publication, including indirect or consequential loss or damage, howsoever arising. Any party who chooses to rely in any way on the contents of this document does so at their own risk.

US- and Canada-Issued Insurance Policies

In the US, the AXA XL insurance companies are: AXA Insurance Company, Catlin Insurance Company, Inc., Greenwich Insurance Company, Indian Harbor Insurance Company, XL Insurance America, Inc., XL Specialty Insurance Company and T.H.E. Insurance Company. In Canada, coverages are underwritten by XL Specialty Insurance Company - Canadian Branch and AXA Insurance Company - Canadian branch. Coverages may also be underwritten by Lloyd’s Syndicate #2003. Coverages underwritten by Lloyd’s Syndicate #2003 are placed on behalf of the member of Syndicate #2003 by Catlin Canada Inc. Lloyd’s ratings are independent of AXA XL.
US domiciled insurance policies can be written by the following AXA XL surplus lines insurers: XL Catlin Insurance Company UK Limited, Syndicates managed by Catlin Underwriting Agencies Limited and Indian Harbor Insurance Company. Enquires from US residents should be directed to a local insurance agent or broker permitted to write business in the relevant state.